Ir al Inicio
Bienvenido al Blog de un tío un tanto idiota. Aquí encontrarás relatos y digresiones, pero nunca nada ni remotamente últil. También hago cómic.

20111024

Expeliarmus Banana Vulcano.


Ingredientes:
-1 Pechuga de pollo Irlandés (si lo cocinas en españa, el pollo puede ser perfectamente pollo español)
- 1 manzana roja y pequeña.
- 1 pera que esté lo más rica posible
- 2 plátanos grandes.
- 4 huevos de gallina.
- Algo de leche, no sé cuanta.
- Salsa de queso de algún tipo de queso que sea salado. (La que usé yo es Knorr, pero vamos, estoy deseando usar salsa de queso que no sea de polvos)
-Agua del grifo sin gas.
-1 ó 2 zanahorias
-Aceite de Olivia Dunham (AJAJJAJAJAJA, XD, XD, XD, es un chiste sobre Fringe, una serie que veo, jajajajaj, es muy bueno, el chiste. Si conoces la serie te meas con este chiste. El aceite es aceite de Oliva, el normal de España que no es el de girasol, pero lo he llamado Olivia por el parecido con el nombre del personaje de la serie.Vamos, que me parto de la risa.)

Elementos:
  • Una sartén irlandesa de estas que son una mierda y se pega todo.
  • Otra sartén irlandesa de estas que son una mierda y se pega todo pero más grande.
  • Una chica que te dé conversación mientras cocinas y sepa hacer tortilla de patata. (También es sustituible por un chico, pero es importante que se pueda marujear)
  • Una espátula y/o algo para dar vueltas, pero dos.
  • Una cazuela algo más pequeña, para hacer la salsa de queso.
  • Un montón de gente valiente dispuestos a probar el Expeliarmus Banana Vulcano.

Salvatore mirando con intriga cómo Mario Larra y Andrea echan la sala de queso sobre uno de
los Expeliarmus Banana Vulcano más bonitos que nunca he visto en mi vida. 
Al fondo aparece Lello haciendo cosas de italiano. La foto la hizo Gaspare. 
Vamos, que eran todos italianos menos nosotros.
Preparación:
Lo más importante para hacer un Expeliarmus Banana Vulcano es necesitar cocinarlo. Un amigo, aquí, en Irlanda, me dijo (y lo he comprobado en mis propias carnes) que la dieta que sigues está directamente relacionada con tu estado de Ánimo. Y una semana entera comiendo Baked Beans y discutiendo con gente inocente por Skype te coloca en un estado perfecto para necesitar cocinar Expeliarmus Banana Vulcano. Porque si comer te va a poner de buen humor, cocinarlo para un montón de gente te va a poner de mucho mejor humor. Bueno, pues eso. Con las ganas de cocinar el Expeliarmus Banana bien preparadas, nos toca agarrar la sartén más grande y ponerla al fuego rápido (oséase, al seis) con no mucho agua y la misma cantidad de aceite de oliva. Y acto seguido lavas bien la zanahoria y la cortas en pedazos y la echas a la sartén. Y lo dejas estar así durante un rato. De vez en cuando le das una o dos vueltas, si te apetece y tal. Mientras esperas puedes ver los programas de mierda que echan la tele irlandesa, o echar un ojo a lo increíblemente bien que está (en algunos aspectos) la tele inglesa, que también se recibe en Irlanda. Si estás en España cocinando, puedes probar a pasar de tele5 a la 2, pero no es lo mismo. When the Zanahoria gets soft, quiero decir cuando la carrot se ponga blanda, echas una manzana en piececitas pequeñas, sin pelar, la pera y el plátano (el plátano sí que se pela). Y luego el otro plátano, o lo otro. Vamos, que ahora se echa todo menos el pollo. Y lo das vueltas y vueltas hasta que el plátano desaparezca convertido en una masa informe. Llegará un momento que el agua haya desaparecido casi del todo y comienze a oírse el ruido del aceite hirviendo (o cuando te imagines que suena. La sugestión es muy importante. Más importante que la realidad misma) cortas el pollo en trozos de tal tamaño que te quedes contento con el tamaño de los trozos del pollo y lo metes a la mezcla rara que está en la sartén. Y lo das vueltas hasta que el pollo se haga. Si se dora un poco pues muy bien, pero yo nunca he conseguido dorarlo. Vale, llegado a este punto, tienes que pedirle ayuda a la chica que hasta ahora sólo te ha estado dando conversación. Tienes que decirle, "Andrea, hija, haz las tortillas,anda. Con un poquito de leche,si eso, para que espese, o no sé. ¿Y al final que pasa con eso de lo del otro día?". Y entonces, decidís entre los dos si hacéis dos tortillas grandes para poner toda la pasta rara esta con pollo, plátano y todo eso (Cariñosamente, nos referiremos a ella como expeliarmus) o si hacéis dos tortillas pequeñas, dos por cada comensal. "Siempre le pongo leche a las tortillas, y no hables de mi vida privada en el blog", te contestará ella. Y tú le dices que eso de lo del otro día no es nada de su vida privada en tu blog, pero que vamos, que si eso lo quitas y tal. Las tortillas tienen que quedar esponjositas pero finas finas, tipo crep. Y entonces al ataque. Pero al ataque de comer no, al ataque de seguir preparándolo. Una tortilla abajo del todo, todo el Expeliarmus que quepa debajo y encima la otra tortilla. Se puede comer frío o caliente, pero como la gente en el Erasmus llega siempre tarde, se acaba comiendo frío. Claro, que también la gente llega tarde porque hay muchos italianos y franceses y no demasiados alemanes (sólo uno). En el momento en el que da la hora a la que habíais quedado con la gente se puede empezar a preparar la salsa de queso, que seguro habrá que recalentar en el microondas (un microondas que da bastante miedo) porque la gente llegará muy tarde. Si te sobra tiempo, que te sobrará, y te sobran manzanas, que no sé, puedes cortar una en gajos y freírla, para ponerla de decoración. Bueno, pues una vez todo esto hecho ya agarras y si la gente no está comienzas a enfadarte un poco. O no te enfadas y sigues esperando. O si la gente está, pues comienzas a servir en los platos. Y en cada plato echas por separado la salsa. Así cada uno decide cuanto quiere. Y a comer. Los italianos dirán "Quando l'ho assaggiata (la prima volta non sapevo cosa c'era dentro e se lo sapevo probabilmente non l'avrei mangiata) ho guardato Mario e gli ho detto: You are THE fuckin' genius!" y los franceses dirán que oye, que muy bien pero en inglés. O en francés, no sé. Y eso. Bueno. Pues hasta aquí la entrada del blog de esta semana, aderezada con una receta de regalo. Y agradezco a Lello su opinión, que es un chico muy majo, además de Napoletano.


3 comentarios:

Leo Finch dijo...

Te amo.
Y este texto es una joya de la literatura.
Lo preferiría con más separación en la parte de Preparación porque da un poco de miedo abordarlo tal como luce.
Pero esto no resta ni mi amor ni la grandeza de esta entrada. Habrá que probar esta receta.

Mario Larrá dijo...

Pues la verdad es que sí. Me refiero a lo del espacio, no a lo de la joya de la literatura, más bien lo contrario. Es sólo funcional.

repoblandoesgerundio dijo...

Joder, yo me he reido mucho. Està clarrro que debe ser una autentica mierda solo comestibile por errasmus cachondos pre-emborrachados, pero bueno. Muy bien, queremos un libro tuyo!!

1 10 14 2 3 4 5 50 6 7 8 9 abandonos abuelo abulia acción social actualidad agosto Al otro lado de la calle alcachofa alcohol alex de la iglesia alpes Andrea animación apatía apéndice aprender asco australia autoficción aviones barro Bei Belfast benigna y el maligno besitos bigote biología blanco bolas de cristal Boletín bonito Breves bueno bufanda Burgos caca calor cama Capítulo católicos cerveza china chinos cielo ciencia ficción cine civilización cocina colores cómic comienzo Cork corporatocracia cortometraje cosas crisis Cristina cuenta atrás David Castro González demasiados adjetivos desastre descargas desorden despacho Diablo diario de montaje Dibujo dioses dormir dragón ducha economía Elegía ella empresas malvadas en clase English enumeración episodio 1 Erasmus escapar escrito tiempo real Eslovenia Espada España espiral de relatos Essay Spiral estreno Examen experimento explicación extractos femme fatale Filosofía Barata fin fotografía fracaso Fragmento francés frasco frío Fumiaki Kobayashi Furiously Fast to nowhere Fútbol futuro Galería game Over gente gilipollas todos gordas gótico halcón Maltés Harry Potter Hestío HEYCHACHi Historias reales Idiota ilegal infierno inflexionario inspiración investigación Irlanda italia italianos John Le Carré las aventuras de Mario Larra Latino Lello Leonardo di caprio ley sinde libreta viajes literatura locus amoenus Londres Luvin Madera magia mal puntuado. malo mañanas Marion Martha medicina mentira Metabloguismo Metáforas Miedo mierda Ming-Ming mini Cooper Misterios Mitología Moby Dick moda monstruo gigante Montecristo mordisco motos movida muy turbia móvil muerte mujeres mundo decrépito música nápoles neogótio niebla nieve noche Noche de Lírica autoimpuesta nochevieja nostalgia novedades odio ojetivo ojosazul Oportunidad Opus dei Oro Oropótamos panteón pasaporte roto paseo pis plátano postvma necat precariedad primer princesa prólogo protestantes queso QWERTY Ramón Sopena rayas recetas recuerdos regreso Reinicio relato resurrección río risueña Robot Roma ropa ryanair salvar el mundo Sastre de Panamá satán satanás Scott Secret of Kells Señor empresario contráteme no se arrepentirá. Estoy hasta bueno y todo. Puede confiar en mí. Su hija estará a salvo conmigo ser humano series On-line siluetas situaciones violentas skype sol sombra sonrisa souvenires sudor sueño sueños superhéroe Suum Cuique Tribuere taxi té helado teléfono Teletienda terraza tetas textos viejos tiempo todo Toronto tortilla trabajo atrasado tranquilidad Tren última un lío que lo flipas utopías Valle inclán vertedero viaje viajes video wodka

Recomendado